Conoce los bosques de Guadalajara.

NOTICIAS

El Parque Morelos vuelve a latir en el centro de Guadalajara

El Parque Morelos vuelve a latir en el centro de Guadalajara

Con una inversión global de más de 86 millones de pesos entre el parque y calles aledañas, este histórico espacio natural y cultural fue remodelado por completo para fungir de nueva cuenta como eje de la reestructuración del centro de la ciudad. Las montañas de escombros, el polvo por doquier, los juegos infantiles en mal estado, la falta de baños, los muros grafiteados de la fuente de sodas ideada por Alejandro Zohn y el muérdago que afectaba a la mayoría de los árboles de la vieja Alameda tapatía, son cosa del pasado.

Una de las principales novedades en materia de sustentabilidad del Morelos tiene que ver con el hecho de que es el primer parque tapatío que cuenta con pozos de absorción (103) para captar agua de lluvia, a los que se suman la utilización de pasto y mulch -material forestal triturado que retiene humedad-, el control del muérdago y la reforestación con más de 350 ejemplares adultos y nativos de la región (acacias, ceibas, rosa morada o arrayanes), los cuales se suman a una masa forestal total de 970 árboles. El Morelos, baluarte de la identidad tapatía Cualquier esfuerzo en materia de infraestructura o mobiliario que se lleve a cabo no tendría razón de ser si los espacios públicos no son vividos por la ciudadanía, apuntó Patricia Martínez, coordinadora de Gestión Integral de la ciudad. “La manera en la que la habitamos, en la que convivimos, en la que nos reunimos en estos espacios públicos, es lo que nos ayuda a mejorar la seguridad, la identidad y, sobre todo, la apropiación de Guadalajara”. Coordinación es la palabra clave. La convivencia armónica y segura en el Parque Morelos y la erradicación de prácticas que solían ser muy comunes en el lugar –como la prostitución callejera– dependerá, más allá de las 170 luminarias LED anti vandálicas, del apoyo de la Policía de Guadalajara o de la vigilancia de los agentes de Calidad y Control de la Red de Bosques Urbanos, de las clases que ahí se impartirán, de la presencia de los Boy Scouts, de los tradicionales servidores y comerciantes que ahí laboran (boleros, las nieves, los puestos de comida, la fuente de sodas) o de las parejas y familias que se detienen a comer sus alimentos, leer el periódico o tomarse una siesta vespertina. La antigua Alameda de Guadalajara es hoy más segura, accesible y sustentable, y se encuentra lista para recibir las tradicionales ferias navideñas, gastronómicas y del juguete de las que año con año es anfitrión. Esta es la nueva etapa del Parque Morelos; vive, conoce y cuida este querido icono tapatío.